Jesus Augusto Sarcos Romero: Cataratas Victoria, un espectáculo natural entre Zambia y Zimbabue

[ad_1]

Las Cataratas Victoria, situadas en la frontera de Zambia y Zimbabue, constituyen un salto de agua del río Zambeze. Se encuentra el puente de las Cataratas Victoria, un antiguo arco de acero terminado en 1905. Las cataratas tienen una anchura aproximada de 1,7 kilómetros y 108 metros de alto. Se consideran un espectáculo extraordinario debido al estrecho y raro abismo en que el agua cae.

En 1855, cuando el explorador escocés David Livingstone descubrió para Occidente las cataratas, decidió llamarlas como la reina de Inglaterra. No obstante, con el paso del tiempo, los locales las llaman Mosi-oa-tunya, que quiere decir “Humo que truena”.

Jesus Augusto Sarcos Romero: Cataratas Victoria, un espectáculo natural entre Zambia y Zimbabue
LUnesco incluyó las Cataratas Victoria en su lista de monumentos naturales en 1989. Son las cataratas más grandes del mundo. El tamaño de las Victoria es casi el doble que las cataratas del Niágara, y más de dos veces el tamaño de las Horseshoe. Sólo compiten con las cataratas del Iguazú en Argentina y Brasil.

En la estación húmeda ese formidable impacto genera una nube de espray que llega a elevarse 76 metros sobre el nivel del suelo y mantiene en una especie de burbuja de microgotas a todo el entorno de las cataratas. Mientras que en la estación seca es posible contemplar el fondo de las cataratas. En los primeros meses del año, el gran caudal del Zambeze genera una nube de vapor que se mezcla con las columnas de agua.

Este bosque lluvioso (como también se le denomina) se encuentra a la vera del río Zambezi recibe llovizna durante las 24 horas del día, 7 días a la semana, todo el año, esta llovizna se forma por el impacto de las cataratas con el agua de debajo. Aproximadamente 600 millones de litros cúbicos de agua impactan en el terreno cada minuto.


Jesus Augusto Sarcos Romero: Cataratas Victoria, un espectáculo natural entre Zambia y Zimbabue
Durante el atardecer en los días de luna llena, las cataratas forman una extraña y asombrosa vista de la luz de la luna rebotando sobre ellas y formando un arco de luz lunar y un arcoíris nocturno. Esta maravilla es uno de los secretos mejores guardados de África.

Las Cataratas Victoria han formado una piscina natural llamadas La Piscina del Diablo. Se encuentra al borde de las cataratas. Las mejores fechas para nadar en esta piscina es entre septiembre y diciembre cuando los niveles del río Zambezi son seguros.

Te puede interesar:

[ad_2]

Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − ocho =